312_3 (Small)

Este es el penúltimo review y la serie se nos está escapando de las manos. De hecho, hoy se trasmite el season finale en Canadá y es prácticamente seguro que habrá spoilers en redes sociales, por lo que les sugiero precaución si les preocupa ese tema. Tras estas advertencias… entremos en materia porque el Dragón hizo de las suyas.

Will: Is Hannibal in love with me?

Esta es la pregunta que hace Will, y creo que el mundo entero sabemos la respuesta, que muy a su pesar Bedelia confirma (atención a los ojos de B… ¿está llorando?). Mientras tanto, Hannibal y Jack conversan, y entre analogías, pareciera que el cordero es Will Graham.

Nuestro nuevo autor estrella, Frederick Chilton, visita a Hannibal básicamente para burlarse de él. Obviamente, cuando Chilton apenas va Lecter ya viene de regreso, y Frederick pagará muy caro sus ácidos comentarios.

Chilton: The attention given to you is dwindling since you have been overshadowed by another creature. That book is writing itself. I think I’ll call it The Dragon Slayer. All I need is the ending.
Hannibal: Fate has a habit of not letting us choose our own endings, Frederick.
Chilton: This is the ending fate has chosen for you. Your teeth will go and your strength. Nobody will be afraid of you anymore. After Dr. Bloom’s reign, you will be out in the ward.

312_9 (Small)

Como Jack y cía. siguen sin comprender que sus planes nunca funcionan, se les ocurre la brillante idea de atraer a Dolarhyde con un artículo que será difundido en la publicación del rigor periodístico por excelencia: el Tattle Crime de Freddie Lounds. Primero plantean la necesidad de tener otro “punto de vista” distinto al de Graham, por lo que se sugiere a Alana Bloom, pero inteligentemente, Alana le avienta la pelota a Chilton.

Will: You sell T-shirts that say, “The Tooth Fairy is a One-Night Stand.”
Freddie: I can get you one, if you like.

312_17 (Small)

En la nota, Will y Frederick minimizan al Dragón, lo llaman loco, impotente, feo, etcétera. Arman un teatro, con la particularidad de que en la fotografía, Will pone su mano en el hombro de Chilton. Debido a este gesto, Dolarhyde asume que fue Frederick el principal responsable de los insultos a su “obra”, así que lo secuestra e inicia su calvario. En el ínter se aparece Reba (!), con sopa e intentando arreglar las cosas con Francis, pero hay un plan en marcha y se deshace rápido de ella. El psiquiatra suplica pero ya es demasiado tarde. La furia del Dragón deja a Chilton sin labios y en llamas.

Red Dragon: DO YOU SEE NOW?
Chilton: Yes.

Hannibal recibe encantado un regalito: la lengua de Chilton. Además, acusa a Alana de haber orquestado el ataque. Rematando la faena, Red Dragon envía un mensaje avisando que su trato hacia Will Graham será aún peor.

Will: He wanted the world to know his face.
Bedelia: And now he doesn’t have one.

Bedelia y Will reflexionan sobre la foto. ¿Por qué puso su mano en el hombro de Chilton?, Will dice que fue para establecer confianza, Bedelia lo llama participación… lo mismo que le explicó Hannibal en Italia. Lejos de ahí, Francis Dolarhyde le confiesa a Reba que él es el Dragon Rojo.

312_11 (Small)

En resumen

Este episodio establece un cambio importante respecto al canon: en Hannibal (libro/filme), quien muere a manos de Red Dragon es Freddie Lounds. Pero en la tv, Freddie es mujer, y dada la firme postura de Bryan Fuller en evitar al máximo las escenas de violencia vs el sexo femenino en la serie, creo que eso hizo que decidieran cambiar la historia para darle ese destino a Frederick Chilton, que increíblemente no termina muerto. Chilton es tan odioso en sus formas y expresiones que cae bien, lo que nunca me ocurrió con las encarnaciones anteriores del personaje, y eso se debe al enfoque que le dio Bryan Fuller y al trabajo de Raúl Esparza, que está espectacular en este capítulo junto al cada día más terrorífico Richard Armitage como Red Dragon.

Hannibal está más insoportable que nunca y tiene toda la razón en su señalamiento sobre Alana Bloom, porque prácticamente entre ella, Will, Freddie y Jack, “pusieron” a Chilton y solo sirvió para darle más poder al Dragón. La otra gran revelación es la pregunta de Will a Bedelia. Todos sabíamos la respuesta desde hace dos temporadas, pero que el subtexto se convierta en canon es algo muy satisfactorio para el fandom y la coherencia de la historia.

Post mortem: