THE X-FILES: Gillian Anderson in the "Ghouli" episode of THE X-FILES airing Wednesday, Jan. 31 (8:00-9:00 PM ET/PT) on FOX. ©2018 Fox Broadcasting Co. Cr: Shane Harvey/FOX

You see what I want you to see. / Ves lo que quiero que veas.

11×05 Ghouli
Guión y dirección: James Wong

Dos chicas, Bri y Sarah, buscan a una criatura sanguinaria denominada Ghouli en un barco abandonado. Al creer encontrarlo, descubrimos que es solo una ilusión y las jóvenes (que resultan ser novias del mismo chico) se atacan entre sí. El tipo en cuestión es Jackson Van de Kamp… o sea, William.

Mulder y Scully son enviados a investigar el caso e inmediatamente notan que fue intencional, ya que tienen gente siguiéndolos a todas partes. Tras interrogar a las chicas, acuden al domicilio de Jackson y se topan conque el adolescente mató a sus padres y se suicidó. Durante la revisión del cuarto, Scully tiene continuos indicios de que el muchacho podría ser William: recuerda la casa, su cuarto está lleno de adornos relacionados con el espacio (como aquel móvil que estaba instalado en su cuna de bebé), tiene un blog de encuentros con el monstruo Ghouli, es fan de Malcolm X y es medio hacker. Lo único extraño es que no tiene porno en su laptop y al estar jugando con 2 chicas a la vez, parece ser más sociable o extrovertido que sus padres biólogicos.

En la morgue, Scully se dispone a realizar la prueba de ADN, pero antes se derrumba y frente al cuerpo de quien aparentemente es su hijo, confiesa el profundo remordimiento que la ha acompañado durante 15 años. Mulder llega y la acompaña en el que probablementemente sea el momento más triste por el que han pasado en sus vidas.

I don’t know if you are who I think you might be. But if you are William, this is what I’d say: I’m sorry. I’m so sorry that I didn’t get a chance to know you or you get a chance to know me. Or your father. I gave you up for adoption not because I didn’t want you, or because you were any less loved. I was trying to keep you safe. I hope you know that. And maybe… maybe I should’ve had the courage to stand by you, but I thought I was being strong because it was the hardest thing I’ve ever done. I mean… to let go. And to know that I was gonna miss your whole life. But it turns out that this is the hardest thing. To see the outcome and how I failed you. I need you to know that I never forgot you. And I thought – I felt – even recently that we were gonna somehow be reunited. I wish I could’ve been there to ease your pain. Oh my God, this is so inadequate. I’m just so sorry. I’m so sorry.

Scully sale de la habitación y de repente, el joven suicida se levanta y se escapa por una ventana cual Tooms. Dana está segura de que la presencia que le impide moverse durante sus lapsos de parálisis de sueño es William, quien trata de comunicarse con ella. Al salir del hospital, un hombre asiático tropieza con ella y tira la bola de nieve que conservó de los objetos personales de la habitación de Jackson, sin embargo, en lugar de crearse una situación incómoda, tienen una breve y cordial conversación.

Don’t give up on the bigger picture.

Al regresar a la casa Van de Kamp para recabar más información, descubren otra laptop con documentos de un estudio denominado Crossroads, del que Jackson era sujeto de prueba; además, el joven padece esquizofrenia y crisis convulsivas, pero nunca tomó la medicación para combatir dichos males. Los agentes del departamento de Defensa los sacan de la casa, pero Mulder antes deja inservible la laptop tirándole un refresco jaja. Skinner llega a la localidad y al verse con Mulder en el barco donde ocurrieron los hechos, hablan de Project Crosswroads: fue un programa eugénico creado por el doctor Masao Matsumoto, y el gobierno lo desechó hace 15 años al ser impredecible el efecto del DNA híbrido en los sujetos de prueba. Finalmente, Mulder aclara a Skinner que Jackson Van de Kamp es en realidad su hijo William.

La psiquiatra de Jackson explica a Scully que no tenía antecedentes suicidas y que es extraño que asesinara a sus padres, ya que los quería mucho, pero también confirma sus alucinaciones catastróficas y extraordinaria actividad cerebral (mismos síntomas que ha experimentado Scully). Mulder concluye que con sus habilidades, el joven está creando realidades alternas para esquivar a los agentes del gobierno, lo que confirmamos cuando Jackson entra al hospital donde convalecen Bri y Sarah para despedirse de ellas, explicando que todo lo de Ghouli es un invento y parte de una mala broma (AJÁ). Nuevamente los agentes del DOD intentan cercarlo, pero Jackson invoca a Ghouli para defenderse de ellos; Mulder y Scully logran entrar y lo llaman, pero él escapa tomando la forma de una enfermera. Lo perdieron otra vez.

En la carretera, Scully sugiere que se detengan a cargar gasolina. Mientras Mulder va al baño, Scully nuevamente se encuentra al hombre del hospital, quien le comenta que quizá no se vuelvan a ver, pues piensa hacer un viaje por todo el país. “Las cosas van a cambiar.” Scully le desea buen viaje.

If you don’t stand for something… you’ll fall for anything.

Scully relata la conversación a Mulder y entonces recuerdan que la frase que dijo el hombre es de Malcolm X. Piden al encargado de la gasolinera el video de la cámara exterior y ahí vemos a William, despidiéndose de Scully.

You seem like a nice person. I wish I could know you better.


THE X-FILES: L-R: Gillian Anderson and David Duchovny in the "Ghouli" episode of THE X-FILES airing Wednesday, Jan. 31 (8:00-9:00 PM ET/PT) on FOX. ©2018 Fox Broadcasting Co. Cr: Robert Falconer/FOX

Este episodio ha sido esperado durante 15 años y el impacto emocional que tiene en Scully, Mulder y el fandom es inmenso. Ghouli retoma dos conceptos que se están haciendo habituales en la temporada 11: casos que no son tal y realidades alternas, en este caso planteadas desde la tagline: “You see what I want you to see.”

He de confesar que en 2001-2002, toda la historia de Scully con William me hizo sufrir y enojar mucho. Mantengo que darlo en adopción es una de las peores decisiones de la serie, y por eso hoy, que tenemos esta resolución, o un principio de resolución a aquel conflicto, tengo muchos sentimientos encontrados. Las sorpresas comienzan desde lo físico: la última vez que vimos a William, era un bebito rubio de ojos azules. Jackson Van de Kamp es un joven de ojos y cabello oscuro: que el personaje de Miles Robbins (hijo de Susan Sarandon y Tim Robbins, casual) se trataba en realidad de William ha sido el secreto peor guardado de la temporada.

No me parece tan extraño que William sea capaz de crear realidades alternas, o pueda cambiar de forma física como los Supersoldiers, pero sí me incomoda saber que es un joven que engaña a dos chicas, arriesga sus vidas y lo justifica diciendo que todo fue una broma que salió mal. También parece un tanto frío al decir “la mujer que… creo es mi madre biológica”, porque duele escuchar eso después de ver el calvario que ha pasado Scully. Todos somos profundamente estúpidos de adolescentes, pero no pensé que un hijo de Fox Mulder y Dana Scully (y cuyos padres adoptivos parecen haberle dado una buena vida) tuviera actitudes así. Chris Carter dice que fue una forma de mostrar que no es perfecto, y honestamente ya no sorprende que personajes que han sido idealizados por el fandom resulten ser totalmente diferentes (hola Charlie Scully)… en fin, es lo que hay.

Gillian Anderson tiene su mejor escena dramática en lo que va del Revival en esa tristísima confesión en la morgue, y David Duchovny nos expone un Mulder más solemne, pero igual de abatido por el dolor que Scully,, porque el riesgo de desafiar al gobierno o a los monstruos es simplemente incomparable con el trauma y dolor de perder un hijo. Finalmente, esa emotiva escena en la estación de servicio, donde Mulder y Scully recuperan un poquito de la esperanza que sus enemigos les han arrebatado. Don’t Give Up.

Detalles

– El blog de Ghouli, con historias escritas por William (su nick es Rever), fans y otras fuentes anónimas. Mi amigo Carl tradujo varios de los post aquí.

– Scully llamando fanfiction al Ghouli blog y así la serie continúa rompiendo la cuarta pared.

– A destacar la actuación de François Chau como Peter Wong, el autor del libro de conquistas que Jackson tenía en su cuarto y cuya forma tomó para comunicarse con Scully, dando una cara más amigable al William que vemos en este episodio.

– Por si quedaba alguna duda: